miércoles, 15 de febrero de 2012

RESEÑA HISTORICA DE LA SALSA


Historia y expansión
Entre los años treinta, cuarenta y cincuenta, la música cubana era consumida ampliamente por los sectores de origen latino en la ciudad de Nueva York. Los cubanos en Nueva York, los puertorriqueños y otros músicos de otros países, fundamentan su música en los elementos de origen afrocubano.
La salsa se expandió a fines de los años setenta y en los años ochenta y noventa. Nuevos instrumentos, nuevos métodos y formas musicales (como canciones de Brasil) fueron adaptados a la salsa. Nuevos subgéneros aparecieron como las canciones de amor de la salsa romántica. Mientras tanto la salsa se convirtió en parte importante de la escena musical en Colombia, Venezuela, Panamá y tan lejos como Japón. A la llegada del siglo XXI, la salsa se ha convertido en una de las formas más importantes de la música popular en el mundo.
Orígenes
Según músicos e historiadores, la salsa es un nombre comercial que se dio a toda la música cubana en los años setenta. En esta corriente se ubican Ray Barretto, Rubén Blades, Larry Harlow, Papo Lucca, Johnny Pacheco, Tito Puente, Roberto Roena, Bobby Sanabria y Bobby Valentin,2 3
En los años 30's, los septetos y sextetos (que solo usaban bongó) eran muy populares en Cuba. Cuando Machado prohibió el uso del bongó, las charangas (que solo usaban timbales) se popularizaron, llegando a presentarse algunas agrupaciones en Estados Unidos. La censura fue levantada en los finales de los años treinta y los bongos fueron utilizados nuevamente.
Cerca de 1940, el Conjunto Llave de Rafael Ortiz introdujo las tumbadoras (congas) en una orquesta, instrumentos que anteriormente solamente se usaban en música folclórica afrocubana. Arsenio Rodríguez las popularizó al integrarlas a su conjunto, introduciendo el son montuno a nivel comercial.4 La integración de las tumbadoras y bongos en los conjuntos que tocaban son montuno sería una de las fuentes iniciales de la instrumentación de orquestas de baile.
En la ciudad de Nueva York, el «estilo cubano» de las bandas fue formado por cubanos, puertorriqueños y dominicanos. Se puede nombrar a Xavier Cugat, Machito, Johnny Pacheco, Tito Puente y Tito Rodríguez, y fuera de Nueva York a la Orquesta Aragón la Sonora Matancera, y Dámaso Pérez Prado.5
El mambo fue muy influenciado por el jazz y, en cierto sentido, las grandes bandas de mambo fueron las que mantuvieron viva la larga tradición del jazz, mientras los maestros originales del jazz se estaban moviendo en las pequeñas áreas de la era del bebop.6
En los años cincuenta, la música bailable cubana, como el mambo, la rumba y el chachachá, fueron música de corriente principal en los Estados Unidos y Europa.7


La música cubana interpretada en Nueva York desde 1960 fue liderada por músicos como Ray Barretto y Eddie Palmieri, influenciados por ritmos cubanos importados (como la pachanga y el chachachá). Si bien después de la crisis de los misiles de 1962, el contacto cubano-estadounidense decayó profundamente,6 el resultado fue el crecimiento de la influencia puertorriqueña en la música cubana desarrollada en Nueva York. La comunidad puertorriqueña de Nueva York, llamada por los estadounidenses Nuyoricans, influenciada sobre todo por el contacto cercano con reconocidas celebridades cubanas (Miguelito Valdés, Chano Pozo, Arsenio Rodríguez) se hizo del liderazgo del desarrollo musical de la futura salsa.6
Surge la «salsa»
El nombre de la palabra salsa comenzó en las calles de Nueva York a finales de los años sesenta y principios de los setenta. Por esta época, el pop latino no tomó una fuerza importante en la música estadounidense, al perder terreno frente al doo wop, al R&B y al rock and roll. Aunque hubo unos pocos ritmos jóvenes para danzas latinas tales como el soul y la fusión de mambo boogaloo, la música latina dejó de ser parte importante de la música popular estadounidense.8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada